¿Te gustaría vivir en una relación con pasión, amor e intimidad?

¿Cómo describirías tu relación íntima actual?

En las relaciones se encuentra toda la alegría y a la vez todo el dolor. En la vida por lo general hay una brecha entre donde estamos y donde realmente queremos estar, ¿cuál es tu situación? ¿dónde estás ahora mismo en tus relaciones íntimas?. Es impontante que respondas con honestidad para obtener claridad. Deja claro dónde te encuentras y luego sé honesto sobre a dónde quieres llegar. Ese es el primer paso del camino. La claridad es poder.

  • ¿Sientes que tu relación ha llegado a un punto muerto?
  • ¿Crees que la pasión que antes os unía se ha convertido en una simple y mera rutina?

  • ¿Sientes que la conexión, la intimidad y la complicidad han pasado a un segundo o quinto lugar en tu relación de pareja?
  • ¿De qué manera está influyendo la polaridad entre la energía femenina y la masculina?
  • ¿Sientes que tu relación está afectada por algunas toxinas como: la culpa, el desdén, el amurallamiento o estar a la defensiva?
  • ¿Tienes tanto amor y pasión en tu relación que tan sólo quiero más?
  • ¿Tienes mucho amor, pero no suficiente pasión. Os queremos, pero estáis cansados, no tenéis química, pero deseáis tenerla?
  • ¿Sois buenos amigos, salís juntos, sois como hermanos y deseáis algo diferente?
  • ¿Estás planificando la huida? ¿Estás pensando que la relación va a finalizar en algún momento?

 

Si quieres más de la relación es natural y si estás preparando la huida y todavía no lo has echo es porque has asociado mucho dolor a la finalización de la relación. Sabes..., las relaciones son siempre acerca de la asociación emocional y no sobre lo que está realmente sucediendo. Esto significa que no respondemos a la vida, sino que reaccionamos a lo que asociamos a ella; así por ejemplo, alguien te expresó un comentario y automáticamente le asignamos un significado: "no le importo", "no me ama", etc. La mayoría de nosotros no estamos respondiendo a lo que está sucediendo en el momento, estamos respondiendo a nuestro pasado. Uno de los secretos para una buena relación es aprender que si deseas huir de la relación, la persona con la que estás en este momento merece tener un nuevo camino y tú mereces tener un nuevo camino también. Lo que en verdad arruina una relación es caminar con estas heridas. Imagínate que alguien toma tu brazo y frota su mano sobre tus antebrazos una y otra vez; para la mayoría de las personas esto no provocaría el más mínimo dolor, pero si tienes una gran cicatriz en tu brazo y no está cerrada, el roce de un pelo de gato te provocará mucho dolor. Es decir, que probablemente sentirás: “esta relación es horrible”, pero en realidad no es la relación, es la condición pasada (la herida) que estas trayendo a la relación.

Una de las áreas más importantes de nuestra vida es la de las relaciones de pareja. Es un área de la vida que cuando se maneja bien te puede dar la mayor cantidad de alegría, amor y éxtasis que jamás hayas podido imaginar, pero si lo manejas mal puede provocarte grandes dosis de dolor, hasta el punto de sentir que la vida ha perdido su significado.

Cuando estás enamorado y sientes esa conexión y ese vínculo con alguién, ahí pocas cosas en la vida que puedan competir con ese nivel de emoción que sientes. Conseguir dinero puede ser agradable, lograr un reto es maravilloso, pero si lo haces solo no vale la pena. Si no tienes alguien con quien compartir esa alegría ¿cómo te hace sentir?. Al mismo tiempo, estar enfado contigo mismo es una cosa, pero cuando tienes a alguien más con quien estar molesto el rio se desborda.

 

Hay dos principios en la vida que son fundamentales:

  • Todo en la vida tiene que crecer, porque si no crece se muere; y eso es válido para tu relación, para tu cuerpo, para tu mente y hasta para una planta. Este principio es válido para cualquier cosa en el universo. Uno crece o se muere. Cuando estás en una relación que no crece en realidad se está muriendo. Cuando estas en una relación esta supone un reto constante de mejora. Tener fuerza y una pasión poderosa te permitirá vivir la vida al máximo y tener la actitud de la que estoy hablando. Piensalo por un momento, si te estancas en tu relación dejas de tener lo que te mereces en la vida, que no es ni más ni menos que amor y pasión. ¿Te mereces ser amada o ser amado? Si o no?
  • El segundo principio del universo es el de que debes contribuir, ya que si no  encuentras una manera de contribuir de manera significativa, serás eliminado. Esa es una ley de la vida. Esa es una ley del universo. Cualquier cosa que no contribuye se elimina momentaneamente.

Si no hacemos ambos cosas: crecer y contribuir, no importa que tanto nos ame alguien, no estaremos felices con nosotros mismos.

 

Entonces, una relación es un lugar al que vamos para visualizar nuestras almas, para visualizar nuestro espíritu, para visualizar nuestras emociones y disfrutar la vida al máximo; y cuando la gestionamos adecuadamente se produce un increible nivel de alegría, placer, y emoción. Y por el contrario, cuando no funciona bien es debastador. 

“Si no es un amor loco, apasionado, excepcional, es una pérdida de tiempo. Hay ya demasiadas mediocridades en la vida. El amor no debería ser una de ellas”. (Sueño de un insomne)

Los cuatro pilares con los que trabajamos

El CLIENTE no son los individuos sino que es la propia RELACIÓN ÍNTIMA.

El cliente es la relación  de pareja y no las personas implicadas en ella. Nuestro foco estará centrado en el sistema relacional.

la relación de pareja es INTELIGENTE y CREATIVA.

Todas las relaciones tienen un arco de su ciclo de vida. El hecho de un sistema relacional termine no es una señal de su fracaso sino una expresión de su creatividad. El sistema tiene todo lo que necesita para saber "qué es lo que está intentando ocurrir". 

Trabajamos con la relación de pareja al COMPLETO.

Al igual que un director de orquesta puede dar entrada a los violines durante un instante o trabajar con las trompetas al segundo siguiente, siempre mantiene el contexto de la orquesta completa.

REVELAMOS el Sistema a sí mismo.

Revelamos a los miembros de la pareja la naturaleza de la relación, para que sean capaces de dar respuesta y realizar mejor las tareas del sistema. El proceso de hacer de espejo empodera las funciones autoreguladoras de las relaciones íntimas.

Solicitar más información sobre coaching de parejas

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:



Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.